Conservo una curiosidad infantil que me permite realizar una intensa observación del mundo circundante y sus lenguajes perceptivos (visuales, sonoros, táctiles.etc.), al tiempo voy reformulando desde mi imaginario situaciones, experiencias, objetos, etc. que luego se traducen en propuestas enfatizando en las incertidumbres de la realidad y los cuestionamientos que puedan motivar lo poético y lo

paradójico, lo humorístico.

Tengo como eje una investigación en las bajas y proto tecnologías para obtener imágenes, sonidos, luz, movimientos, etcétera

No me interesa la verdad, no creo en las certezas.

 

Me gusta plantear mi trabajo como un laboratorio de experimentos constantes.